Por María Fernanda Vergudo

En muchos sentidos, la década de los 90 fue la edad de oro para las bandas sonoras de películas. Si bien, en muchos casos las canciones fueron usadas sólo como una estrategia de marketing y para llevar las películas hacia una popularidad comercial, esta década nos regaló soundtracks que no sólo sonaron bien, sino que reforzaron el mensaje que la película buscaba transmitir. Esta selección está dedicada a los soundtracks que fueron capaces de fortalecer el éxito que tuvieron películas hoy calificadas como cintas “de culto” a través de la recopilación de lo mejor de la escena musical de los 90 (y los músicos anteriores que los influyeron también).

Singles (1992)

Singles

Singles se convirtió en un clásico cinematográfico de la época del grunge, siendo considerado como una gran contribución a la enorme popularidad que la escena de Seattle adquirió a principios de la década de los 90. El soundtrack de la película de Cameron Crowe, que narra las historias de 6 veinteañeros de Seattle, recorre canciones de Alice In Chains, Pearl Jam, Mother Love Bone, Soundgarden, Mudhoney, muchos de los cuales dominaron posteriormente la industria musical.

The Crow (1994)

The Crow

En la búsqueda de un sonido homogéneo en oscuridad, pero heterogéneo en géneros, The Crow incluye canciones notables como “Burn” de The Cure, el cover de Nine Inch Nails que le hizo justicia a Joy Division con una versión aún más desgarradora de “Dead Souls”, el estreno de “Big Empty” de Stone Temple Pilots, “Darkness of Greed” de Rage Against The Machine, regrabada especialmente para la película; entre otras colaboraciones que hacen de esta película protagonizada por el fallecido Brandon Lee y su banda sonora, íconos del estilo gótico.

Trainspotting (1996)

Trainspotting

Se podría decir que el soundtrack de Trainspotting hizo tanta historia como la película. La banda sonora de la cinta dirigida por Danny Boyle, marcó a toda una generación con lo mejor de la escena musical de los noventa y se apoyó en el auge que estaba viviendo el britpop junto con la energía entregada por el acid house y el punk. El soundtrack de Trainspotting recopila canciones de New Order, Underworld, Blur, Iggy Pop, Primal Scream y otros británicos destacados. Esta mezcla de música pop de los 70, canciones de la era britpop y también melodías techno, terminaron por transformarla en un ícono de la cultura pop.

Lost Highway (1997)

Lost Highway

David Lynch se ha caracterizado por ser un director bastante musical y, más que eso, un maestro del diseño de sonido. Producido por Trent Reznor (Nine Inch Nails), el soundtrack busca resaltar la atmósfera espeluznante tan propia de Lynch, para lo que fue necesario incluir canciones grabadas especialmente para la película, además de otras canciones de artistas como David Bowie, The Smashing Pumpkins, Marilyn Manson, Lou Reed y Rammstein. En definitiva, es una muy buena representación del nu-metal y rock industrial noventero muy bien combinado con el momento generacional que se estaba viviendo cuando fue estrenada la película.

Dazed and Confused (1993)

Dazed and Confused

Esta comedia coming-of-age, ambientada en 1976 en Texas, es un retrato de los jóvenes de la época y de lo que es pasar por la secundaria. Partiendo por el propio nombre de la película, proveniente de la canción de Led Zepellin, esta cinta se apoya en un sinfín de clásicos setenteros en manos de artistas como Aerosmith, Deep Purple, Alice Cooper, Bob Dylan, Nazareth, Black Sabbath, ZZ Top, Kiss, The Runaways, entre otras viejas melodías que intensifican aún más el sentimiento de nostalgia.

Estos soundtracks que capturaron de la mejor manera la década de los 90, dejan claro que las grandes películas van de la mano con una buena banda sonora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here