Con un cartel directo, y que habla por si solo en su estructura musical, Queens Of The Stone Age venía a insertar la señalética de advertencia de manera clara: “Puristas abstenerse, que esto les arderá“.

El sonido stoner rock del grupo de Josh Homme siempre destacó por sus claras influencias y guiños al rock de Led Zeppelin, Black Flag, Black Sabbath y muchos más. Esto dentro de discos y riffs de guitarras que traían una frescura a la escena del rock de ese entonces. Discos como “Songs For The Deaf” (2002) o “Lullabies to Paralyze” (2005) mostraban ese poderío pesado y veloz en diferentes matices, con destiempos y juegos progresivos que eran efectivos.

Desde “… Like Clockwork” (2013) se comenzó a notar un coqueteo leve con sensaciones pop y bailables. Siendo que no era en su totalidad, con “Villains” (2017) simplemente se atreven a levantar el dedo de al medio y exclamar que no tienen miedo de cambiar. Canciones con pasos de rockabilly, irreverencia rocanrolera y la fórmula QOTSA haciendo este experimento atrevido pero seguro.

Si bien hay una mente detrás de todas las canciones del grupo, las influencias en esta oportunidad dan vuelta las cartas del asunto, y se hacen presentes actores mucho más clásicos de la música popular. Acá algunas:

David Bowie

Es notorio en todo su sentido. La estética, el contagioso sentido de cognición del baile y la imagen de Homme y banda en todo el disco. Cuando se anunció el primer single, ‘The Way You Used To Do‘ con los sintetizadores y marcados pasos del tema, daba alusión a que era una de las principales influencias del disco. A esto agrégale la personalidad pícara y rebelde que Homme nos enseña.

Las guitarras, los enfoques de coros y la modalidad vocal del mismo Josh muestran su transformación exótica y menos ortodoxa. La misma manifestación, pero diferentes personajes de la música.

Lo genial, es que él sentimiento y etapas del mismo se van esparciendo de manera gradual en cada canción. En unas más notorias que en otras.

Y no es primera vez que la presencia del duque blanco se hace presente. Acá solo queda claro que el tributo e inspiración ha sido sacado en mayoría de su obra.

Iggy Pop

Más que influencia, es el muso total de la nueva propuesta. Homme participó totalmente en el último disco de estudio de Iggy Pop, “Post Pop Depression“, en compañía de Dean Fertita (compañero de banda) y Matt Helders de Arctic Monkeys. Más de alguna lección o referencia tuvo que haberse llevado escondido en el bolsillo para inspirarse.

El tema que abre el álbum, ‘Feet Don´t Fail Me‘, iba a ser parte del mismo disco de Iggy, pero siendo descartada, el icono del punk decide ser el autor del nombre de esta. Y es que en ciertos versos, son partes más apresuradas del mismo álbum.

Y dejando de lado ese guiño, todo esto podría ser considerado una obra en conjunto con la leyenda viviente.

The Georgia Satellites

Usando parte de la canción ‘Keep Your Hands to Yourself‘, The Georgia Sattelites está presente sea en estructura como en sonido. Los sinte tratan de emular la actitud rockera campestre del grupo de Atlanta.

Sutilmente se percibe ese rock sureño sello de la banda. El tema en donde todo lo mencionado ocurre es en ‘Un-Reborn Again’.

Observación Bonus Track

Cómo la gran mayoría debería saber, Mark Ronson, productor de grandes hits pop, fue él  que produjo el disco. Muchos esperando un trabajo regular, logra capturar la esencia de los sinte y guitarras de manera que sea pop, pero sin perder la potencia rockera.

Por esta razón, los temas nuevos en vivo suenan demoledores y pesados en todo sentido. Ahí se puede apreciar el trabajo que hace la mezcla en estudio, y el innato poder en directo.

Próximos a venir a Chile en febrero, este nuevo trabajo es la gran razón por la que tendremos a la banda nuevamente en el Movistar Arena este 21 de febrero. Será una jornada llena del poderío en vivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here