El domingo 20 de marzo de 2016 entre cerros se atardecía de manera soberbia, mientras la gente llenaba el VTR Stage para ver a un icónico compositor el cual otorgó himnos musicales que encantaron a una juventud entera. Si, si se que estoy hablando de Noel, pero el paso de volverse solista y buscar otro plano musical también se hizo parte de su hermano, Liam Gallagher, quien está próximo a visitarnos como parte del mismo festival y con su proyecto solista igualmente.

Liam si bien nunca fue un principal instrumentalista ni mucho menos, siempre entregó su actitud rockera y esa voz nasal inconfundible que dio alma y forma a las canciones de Oasis más famosas. Su poderío vocal si bien no es algo que sobrepase los límites de cantantes antes vistos, tiene una solidez en estudio que se puede evidenciar en el documental “Supersonic”, en donde el vocalista de manera fácil e impecable graba las voces de ‘Champagne Supernova’ en una solo toma, siendo algo que no es fácil de lograr a la primera.

Liam siempre ha mantenido una postura estricta frente a lo que ser un rockstar equivale en estos días, en donde estos son inexistentes o ya no están tan presentes en el rock como antes, y él ha querido mantener la esencia que lo volvió ícono para darle equilibrio al asunto. Su grupo está compuesto por músicos que lo han acompañado en su carrera, tales como Jay Mehler (Guitarrista de Beady Eye), Drew McConell (Ex The Libertines) y con el tecladista Chris Madden, en donde hasta la propuesta musical se asegura por lo clásico y sin necesidad de arriesgarse por el momento.

La presencia de los éxitos de Oasis es una de las primicias, en donde repasa canciones como Wonderwall, Morning Glory, Rock n Roll Star y otras que son menos tocadas del grupo. La idea es simplemente mantener el espíritu que los llevó a la cima, y que los catapultó a la trascendencia de la escena musical británica, y en eso la preparación vocal de Liam ha tenido que mejorar por una cosa de obligación y entrega. Recordemos que años atrás su tono ya no daba para 2 horas de presentación.

Finalmente ¿qué podemos pedirle? Que salga a la hora al escenario (Cosa que su hermano no hizo el 2016), y nos deleite con sus brazos atrás y besando el micrófono que dominó y sigue dominando a generaciones de fanáticos de una las agrupaciones británicas más famosas de los últimos años.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here