El hecho de lanzar nueve álbumes es algo que tiene mérito, pero el lanzar nueve discos que sean buenos, es toda una hazaña. Estos son casos raros, y con Converge, si pasó. Con una trayectoria de casi 26 años y sin ningún cambio en la formación en casi dos décadas, la banda solo sigue mejorando a pesar de haber recorrido un largo y difícil camino. Y, aquí estamos, casi finales de 2017, con un disco nuevo de Converge, y muchas cosas que decir.

The Dusk in Us nos llega casi 6 años después del lanzamiento de All We Love We Leave Behind, y sin duda alguna, cumplió toda expectativa. Y eso nos hace pensar que durante estos años de ausencia los miembros de la banda han estado muy ocupados, Kurt Ballou produjo alrededor de 60 álbumes, Jacob Bannon lanzó un disco en solitario e incluso abrió una tienda de curiosidades, Ben Koller ya lleva 3 discos con Mutoid Man y Nate Newton ha explorado algunos territorios con Old Man Gloom. A pesar de todo esto, Converge nunca quedó en el tintero. Para muchos, esto de ausentarse y hacer otras cosas durante tanto tiempo podría afectarlos (musicalmente), pero la verdad es que el daño fue nulo, especialmente considerando el cuarto de siglo de experiencia que llevan como banda. Hay que mencionar que el periodo de gestación de este álbum fue el más largo de la carrera de Converge. Afortunadamente The Dusk in Us nos trae vitalidad, energía, caos, y por sobretodo nos demuestra que el tiempo, hizo lo suyo.

Bannon siempre ha definido a Converge como una manera de “expresar las emociones de una manera saludable”, lo que ha sido cada vez más notorio en la carrera de la banda, y esta última placa, tampoco es la excepción. De partida “A Single Tear” es claramente una canción de amor que tiene atisbos de autodeterminación y crecimiento antes la adversidad. Este tono más positivo es algo sustancial, pero aún así, hay momentos en que si nos encontraremos con el Converge de toda la vida.

Los momentos finales de “I Can Tell You About Pain” nos llevan hacia un muro de feedback e instrumentación punzante mientras Bannon grita “tu no sabes como se siente mi dolor”. Luego en “Broken by Light”, durante casi dos minutos se nos habla de esa falsa sensación de pensar que todo tiempo pasado fue mejor. En momentos como estos, la banda tiene esa esencia de siempre en donde nos encontramos en un caos casi reflexivo.

Musicalmente, algo a destacar altamente es la batería de Koller, la que realmente está a otro nivel. Su trabajo siempre ha caracterizado a Converge, es más, nunca ha sido una base que pasa desapercibida, pero en este disco realmente se siente más tangible que nunca. En “Under Duress” podemos apreciar como cambia de beats calmados a fuertes en conjunto con la guitarra, la que en momentos produce un satisfactorio offset de crash/kick de batería. Además en el inicio de “Arkhipov Calm” hay una sincronía genial entre bajo, batería y voz, lo que encontraremos regularmente en el disco. Está claro que Koller siempre ha sido una máquina, y para hacerles memoria, en serio vuelvan a escuchar “Concubine”, la que nos remonta al disco más icónico de la banda, y que en contraste con el disco nuevo, nos demuestra que sigue siendo un componente vital.

Los fans más acérrimos están claros en que la banda comenzó a experimentar con elementos más progresivos desde You Fail Me, pero esto fue mucho más notorio en Axe to Fall, en donde hubo una exploración clara con sonidos ausentes del sonido clásico, en especial canciones como “Cruel Bloom” y “Wretched World”. Esta experimentación continúa en The Dusk in Us, especialmente con la canción que le da nombre al disco, y la que nos da un respiro después de la primera mitad del álbum.

Converge siempre ha manejado estos cambios sonoros de una manera magistral, y en este caso, es como si llenaran los parlantes con atmósfera, y van construyendo sobre ella con ecos, batería tenue y en cualquier momento se hace ese quiebre que nos lleva a un momento intenso que nos hace sentir lo que la banda mejor sabe hacer. En palabras más simples, esa avalancha sonora que muchos recordarán desde la primera que escucharon Jane Doe.

Para esta reseña nos fue difícil tomar los puntos destacados, ya que es un disco que merece ser escuchado al completo. The Dusk in Us es Converge en su máximo nivel, y una reafirmación que los sigue manteniendo con el nivel de respeto que siempre han tenido. Es emocionante ver como una banda ha desarrollado, refinado y explorado durante tantos años. En fin, la banda no se ha dejado estar jamás, y sin duda, debes escuchar este disco apenas puedas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here